Nuestro Desafío

Nuestro Desafío

Utopía una respuesta educativa a un problema político

 

Como país convivimos con un sector agropecuario estructuralmente débil, sumido en un círculo vicioso en el que causas y efectos se retroalimentan, lo que mantiene su situación de postración. En la zona rural se originan y extreman dificultades que, además de explicar la falta de credibilidad y confianza para invertir con decisión en el sector, extienden sus efectos al resto de la nación, mediante la violencia, la pobreza, el desplazamiento y la inequidad.

 

Entre las numerosas dificultades que deben enfrentar nuestros jóvenes del sector rural y los empresarios del campo se encuentran, además de las vicisitudes de la naturaleza, los sistemas de tenencia de tierras inequitativos e improductivos, los obstáculos por la educación de pobre calidad, la ausencia de tecnología, la carencia de infraestructura, los mercados internos poco desarrollados y los externos hostiles a los intereses del pequeño productor colombiano y, por supuesto, el complejo problema de violencia, alimentado por el narcotráfico y los grupos armados al margen de la ley, cuyas posiciones extremas y no conciliatorias aún dilatan la formalización de una etapa real de posconflicto, situación que, sin embargo, viene configurándose y aceptándose paulatinamente en la práctica como una realidad.

 

Por otro lado, es importante entender que la paz de Colombia pasa por el desarrollo rural integral y territorial, y que buena parte del futuro del país depende de la construcción de una ruralidad que ofrezca condiciones de dignidad para sus habitantes y un lugar para la generación de riqueza y oportunidades.

 

Hacer un aporte significativo y novedoso a la solución de estos problemas constituye nuestro Proyecto Utopía.

Tiene preguntas sobre Utopía

  • 1. ¿Cómo donar?   add_circle_outline
  • 2. ¿Dónde me puedo inscribir para estudiar en Utopía?   add_circle_outline
  • 3. ¿Dónde hacemos las convocatorias de selección?   add_circle_outline

copyright Copyright UTOPÍA